La noche no tan dorada de Hollywood, en la 89 edición de los Premios Oscars


El día de ayer se llevaron acabo en el Dolby Theatre de los Ángeles, la 89 edición de los premios de la Academia. Ceremonia marcada siempre por la elegancia, organización y control.  

Pero el día de ayer, pareciera todo eso hubiese quedado atrás, ante una ceremonia llena de errores que no tienen explicación. Aún en el hecho de tuve que seguir los premios por Twitter no fue necesario tener que ver lo que pasaba para emitir una opinión. 

El primer error, es el que ha vestido a casi todas las premiaciones importantes y es el politizar los premios, desde la reciente victoria de Donald Trump, los actores y nominados han usado los premios como ventanas para realizar matices de opinión y los Oscars a pesar de tu su envergadura no fue la excepción. Una ceremonia exageradamente plagada de política, desde los comentarios de su host, pasando por las palabras de los presentadores de premios, hasta los discursos de victoria de los ganadores. La noche estuvo llena de un exagerado ataque al presidente actual de los Estados Unidos y aunque no concilio con él, creo que la esencia de los Oscars es premiar el talento y la majestuosidad del séptimo arte. 

Por otro lado de forma quizás demasiado obvia la Academia intentó calmar toda la polémica que pasó con las ediciones pasadas cuando ningún actor, actriz o director negro compitió por la estatuilla en las ediciones de 2015 y 2016, desatando una dura campaña en redes sociales contra los #OscarsSoWhite (Oscar muy blancos). Este año no fueron tan blancos pero a mí forma de ver se vio como un gesto hipócrita que no convenció en la idea de que en los Oscars se alberga la diversidad y es lo que creo llevo a Moonlight a ganarse la plaza a Mejor Película, cuando al igual que La la Land eran producciones sin mayor atractivo y con una benevolencia desproporcionada.  

Seguido del tema racial de la ceremonia, se suman errores en las presentaciones en vivo, que no son típicos de la organización, un Justin Timberlake con una actuación en vivo amateur, la chica encargada de cantar el tema de la película ‘Moana’ golpeada por una bandera desincronizada, sobres intercambiados y un In memoriam para una persona viva.

Tal cual la noche del Miss Universo, se produjo un error único en la historia de los Oscars y es haber anunciado a una película ganadora cuando debía ser otra, tal fue el caso de ‘La la Land’ y Moonlight. Parecen errores comunes pero en los Oscars, NO, eso no es normal. 

Esto parece encuadrar a esta edición como una de las peores en la historia de los premios. Esperemos este año tanto el mundo cinematográfico como la academia logré compensar tanto desaciertos. 

En cuanto a mí cobertura, realmente hice lo que pude con lo que tenía a la mano. Sin embargo, no es mi costumbre postear sobre peinados, vestidos y alfombras rojas, me gusta el cine, no soy modista, ni Fashion blogger o experta de la moda, de seguro encontrar mucha información sobre esto en otros espacios. 

Gracias por leerme 
Albanis 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s