Los que me conocen saben que yo tengo una preferencia mucho más marcada al universo Marvel, y es que aparte de que me identifico más con sus personajes, las últimas producciones cinematográficas de Dc Comics  me han dejado mucho que desear. Pero finalmente mis sospechas han sido confirmadas, pues lo trailers me dejaron ver tiempo atrás que sería una producción distinta a todas las anteriores y sin duda esa corazonada no se equivocó, es más, superó mis expectativas por mucho. 

Comencemos por su ficha técnica, Wonder Woman fue dirigida por la directora Patty Jenkis, quien sabía desde un principio que debía hacer algo distinto o sería encasillada como las peliculas anteriores de Dc Comics. Cuenta con en su elenco principal con Gal Gadot, Chris Pine, David Thewlis, Robin Wright, Connie Nielsen y Elena Anaya.

Ahora bien, la premisa de que su directora debía hacer algo distinto, realmente se redujo, a realizar algo más simple pero con mayor impacto y es que la característica principal de esta película es su luminosidad, mucha agilidad y la capacidad de emocionar más allá de sus imperfecciones, cosas que sus hermanas de la casa DC Comics no pudieron alcanzar por oscuras y dramáticas. 

Gal Gadot desde que fue anunciada para el papel de la mujer maravilla, fue duramente criticada, desde su físico, pasando por su cuerpo delgado y llegando a cosas tan absurdas como su vello en las axilas. Pero para mí no creo existe en el mercado ninguna otra opción, es un papel para el cuál sencillamente ha nacido. Su preparación es física es evidente, su cuerpo tonificado, su deslumbrante belleza simple, su ferocidad y fuerza al interpretar a la Amazona Diana son sencillamente espectaculares, sin hablar que actoralmente para mí es el mejor trabajo que ha hecho. 

Las imperfecciones de la película recaen básicamente en que intenta contar muchas historias a la vez, creando quizás subtramas que por momentos te distraen sin necesidad; otra cosa es la poca importancia que le dieron a los villanos, no se llega a conocer demasiado sobre ellos, siendo su función antagónica bastante floja y con poco tiempo en pantalla. La trama y final son en esencia bastante predecibles y en ocasiones el protagonismo se divide quizás demasiado entre el personaje de Chris Pine (Steve Trevor) y el de la misma Gal Gadot (Wonder Woman).

Los efectos especiales son bastante aceptables, claro de momentos hay varios que son altamente notorios, pero a ver, no hay que ser tan inflexibles estamos hablando de una mujer con súper fuerza, súper agilidad y súper velocidad, esas son cosas que solo conseguirás en Comics y que te llevan innegablemente a los efectos especiales, que ha excepción de una que otras tomas no son exagerados. 

Pero en un contexto completo la película cumple su objetivo, tiene una proporción exacta de humor, acción, amor y heroísmo. Puede ser sin duda considerada la gran redención de DC Comics tomando un rumbo mucho más inteligente y enfocado en entretener, que en contar historias demasiado densas como sus películas hermanas. Yo la califique con 8/10 

Anuncios