Desde que se anunció que The Defenders sería estrenado por Netflix, uniendo a cuatro héroes que han tenido además sus propias series individuales, de ante mano causaba mucha expectativa. Estos cuatro héroes son Daredevil (Charlie Cox), Jessica Jones (Krysten Ritter), Luke Cage (Mike Colter) y Iron Fist (Finn Jones), si no haz visto aún las series individuales te las recomiendo en ese mismo orden. 

En sus series pudimos ver desarrolladas las historias personales de cada uno de estos héroes y sus tramas, en The Defenders nos encontramos que se mezclan o más bien se interrelacionan de una forma verdaderamente genial. La trama se centra en la ciudad de Nueva York, donde la sociedad criminal llamada ‘La Mano’ lleva tiempo operando causando grandes problemas no solo a la ciudad sino a sus habitantes, esto es lo que hace que los cuarto héroes se unan para detenerla, ya que planean destruir la ciudad por completo. 

Todo comienza con Danny Rand intentando capturar a los miembros de La Mano, en esa búsqueda se encuentra con una asesina muy bien entrenada y de regreso a Nueva York, luego de ese encuentro Danny se da cuenta de que quizás necesita ayuda para poder combatir a la Mano. Accidentalmente y sin ningún plan los héroes por varias cohincidencias recaen en los mismos interes y lugares luego de un terremoto ínsual que sacudió fuertemente a la ciudad y pronto vemos a los cuatro en escenas de peleas bien logradas. Iron Fist comienza a tener un protagonismo más elevado pues aunque al principio piensan que quieren reclutar al legendario puño de hierro, lo cierto es que la Mano lo necesita para concretar su plan destructivo. 

A diferencia de las otras series, está nos presenta a una antogonista excepcional y es a la actriz Sigourney Weaver en su papel de Alexandra líder de La Mano, su actuación es simplemente magistral. Pero hablando de actuaciones, resulta que precisamente este es el gran fuerte de esta serie, actuaciones muy bien trabajadas, incluso se ve una mejoría notoria en Finn Jones quien dejó mucho que desear en su serie individual, Charlie Cox súper impecable como DareDevil, yo de verdad lo amo, y  los intercambios entre Luke Cage y Jessica Jones son todo un éxito. 

El lograr unir todas las tramas sin que parezcan demasiado ilógicas es un trabajo alcanzado en la serie que es de aplaudir. The Defenders es la mezcla perfecta de lo mejor y más resaltante de cada serie unida en un solo producto de calidad, creo que ese es su fuerte, aunque no les voy a negar que me quedé con las ganas de ver a alguno de los Meachum para completar el cuadro. 

Definitivamente un acierto más de Marvel y Netflix, muy apegado a los cómics, lleno de montones de guiños y digno de recomendar para disfrutar de 8 capítulos que al menos en mi opinión no decepcionan. Si tendría que críticar algo sería algunas secuencias de peleas, pero creo que en su mayoría lograron su objetivo, porque algo si los digo, en esta serie hay muchos puños, patadas y sancadas. 

Les hice una crítica sin spoilers para que puedan disfrutar en primera mano de esta serie de Netflix.
Albanis 🙂 

Anuncios