Hollywood la ciudad de las luces, el cine, la televisión, el espectáculo y las estrellas, hoy está nuevamente de boca en boca pero esta vez llena de una ola de escándalos que demuestra que no todo lo que brilla, al menos en Hollywood, es oro.

Varias han sido hasta ahora las estrellas acusadas de abusos sexuales, está avalancha de horribles realidades comenzó con el productor Harvey Weinstein, quien ha fungido como productor ejecutivo de muchas grandes piezas del espectáculo como la Trilogía de El Señor de los Anillos (2001-2003), Los otros (2001), Chicago (2002), Sin City (2005), Inglourious Basterds (2009), El discurso del rey (2010), The Artist (2011) y Django Unchained (2012) solo por mencionar algunas, aunque estos incidentes se remotan a los años 90, fue un artículo publicado por The New York Times el que comenzó todo el revuelo de denuncias contra este productor que ya ascienden a más de 80 mujeres, que han declarado ser victimas de violaciones, abusos y insinuaciones de naturaleza sexual que durante años el productor ha podido encubrir con su poder en el medio y los arreglos con sus victimas.

Muchas caras conocidas han levantado su voz no solo para apoyar a las mujeres victimas sino para hacer sus propias denuncias, estrellas como Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, Lupita Nyongo, Rose Mcgowan, Cara Delevinge forman parte de una larga lista de actrices que tuvieron estas experiencias con el productor que las recibía en bata desnudo, les ofrecía licor, solicitaba masajes desnudo, besarse con otras mujeres, entre otras cosas a cambio de papeles y un lugar en la industria. Estas pudieron salir ilesas y con un mal recuerdo pero otras historias han sido mucho peor pues involucran violaciones de actrices quizás no muy conocidas pero mujeres al fin victimas de un aberrado sexual con poder.

Final y justamente se sigue actualmente un caso en contra del productor, de quien además se dio a conocer recientemente, que contraba a espías para seguir a las actrices con sospechas de denuncia en su contra y también contrataba personas para amenazar a periodistas dispuestos a sacar a la luz sus atrocidades.

Lo cierto es que la valentía de todas estas mujeres al denunciar, a inspirando a otros a ir en contra de estas historias de abuso de poder en Hollywood y la lista sencillamente ha ido creciendo con el pasar del tiempo y te hago un pequeño resumen:

-Kevin Spacey: es un nombre que no necesita mucha introducción después de dos Oscars en su carrera, un actor consolidado y respetado en la industria, no escapó de esta ola al ser denunciado por Anthony Rapp, conocido por su participación en Star Trek, quien manifestó que el actor lo acosó cuando tenía 14 años, seguido a esto han caído una lluvia de denuncias en contra del actor, incluso por varias personas pertenecientes al equipo de grabación de House Of Cards. Como consecuencia de esto Netflix canceló la serie protagonizada por Spacey, ha sido eliminado por el director Ridley Scott de la cinta que prometía un camino hacia el oscar “All the money in the World” donde el actor fungía como protagonista y técnicamente esta siendo borrado del mapa de Hollywood.

– Ed Westwick: Conocido por su papel de Chuck Bass en el éxito televisivo ‘Gossip Girl’, esta enfrentado tres denuncias de violación hasta los momentos, de Kristina Cohen, Aurelie Wynn y Rachel Eck en los tres casos las victimas han declarado que el actor las forzó a tener relaciones sexuales a pesar de las negativas de ellas, la primera generó la apertura de una investigación policial en contra del actor, quien se pronunció vía Twitter negando las acusaciones. Lo más alarmante de este caso, es que terceros fueron conocedores en su momento de los hechos y decidieron encubrir al actor y sugerirle a las chicas no denunciar para no dañar sus propias carreras porque nadie les creería.

– Steven Seagal: Este actor fue acusado por Lisa Guerrero, actriz y presentadora de televisión quien manifestó que en audiciones para un papel, fue citada en la casa del actor quien la recibió con una bata de seda y luego de audicionar este le manifestó que para hacerse del papel debía tener un encuentro privado con él, al cual ella no acudió y su participación en la película ‘En tierra peligrosa 2″ quedó reducida, al rechazar una nueva petición para estar a solas con el actor finalmente la recortaron en fase de montaje de la película.

– Bob Weinstein: El también productor y hermano de Harvey Weinstein aunque condenó las actuaciones de su hermano y dijo estar viviendo una pesadilla a consecuencia de sus acciones, fue también señalado por la productora ejecutiva de “La Niebla” Amanda Segel, quien indicó que Bob tenía conductas similares a la de su hermano quien en muchas ocasiones le pidió cenas privadas a la productora. Dichas acusaciones han sido negadas por los abogados de Weinstein quienes alegan tener prueba de la falsedad de esa denuncia.

Estos son solo casos “recientes” por la ola de denuncias que se ha creado en un Hollywood que hipócritamente trata de lavarse las manos, solidarizarse y dirimir sus culpas, como esos nombres hay montones más famosos y muy conocidos, que siguen teniendo vida y trayectoria en Hollywood a los ojos de todos, sin ir muy lejos, la mayoría hacían la vista gorda ante hechos conocidos en la industria callados por interés y dinero.

Un Hollywood que cree que eliminando el nombre de Harvey Weinstein de los créditos, o dejando sin trabajo a los actores como Kevin Spacey, están haciendo algo que solucione el problema real, pues para mí, solo se están aprovechando de un público mediático que buscar ponerle un rostro culpable a alguien para seguir alimentando el show, lejos está eso de contribuir a erradicar el problema real, tienen que haber consecuencias jurídicas y ser juzgados como personas, no como actor, productor o director, porque en Hollywood está demostrado que con el tiempo todo se olvida, estos casos solo fueron sacados a la luz pública, pero ya eran conocidos de ante mano y no detuvieron las carreras de estas personas, ni detendrá muchas otras que son de conocidos agresores homofobicos y racistas, como Mark Wahlberg, quien a los quince años le arrojaba piedras a un grupo de niñas negras que jugaban en la playa, o el mismo que golpeó a un hombre con un palo llamándolo “Vietnamita de mierda”, el mismo que a los 16 años estuvo preso por intento de asesinato, el mismo que dijo que todos su momento que todos los homosexuales debían ser crucificados, el mismo que es un agresor comprobado y denunciado por su personal y guarda espaldas, como agresivo, violento y extremadamente racista, pero por ninguna de estas cosas conocidas acusaciones el va a ser removido de “All the Money in The World” como lo hicieron con Kevin Spacey.

Una industria falsa que siempre tuvo en sus manos el poder de detener a un enfermo como Harvey Weinstein, pero muchos decidieron mirar y seguir mirando hacia un lado, como lo han hecho con famosos como el director Woody Allen que a pesar de las denuncias de acoso sexual que tenido desde los años 90 no ha dejado cosechar éxitos. Ante un público cegado por el sensacionalismo del momento es fácil creer que sus medidas son justas, pero para mí es solo una justicia hipócrita y complaciente, que no es más que otro espectáculo bien orquestado para limpiar consciencias y librar daños colaterales.

Anuncios